I Conferencia Sindical Europea de Solidaridad con Cuba y América Latina

Más de 270 dirigentes sindicales pertenecientes a 65 organizaciones sindicales de 20 países se reunieron en Londres los días 24 y 25 de febrero de 2006 en la I Conferencia Sindical Europea de Solidaridad con Cuba y América Latina, convocada por la Central de Trabajadores Británicos (TUC) y la Campaña de Solidaridad con Cuba de Inglaterra. Asistieron John Monks, secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, Ken Livingston, Alcalde de Londres, y el eurodiputado español Miguel Ángel Martínez. 

Durante las sesiones plenarias y seminarios celebrados intervinieron los miembros de la delegación cubana, encabezada por el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba  (CTC), Pedro Ross Leal, quienes denunciaron las verdaderas intenciones del Programa de Bush para la Transición en Cuba y demostraron la doble moral de la Unión Europea y del Parlamento Europeo, en su política discriminatoria y selectiva hacia nuestro país y de respaldo tácito a los planes injerencistas de la administración norteamericana. 

La conferencia también denunció la injusta prisión que sufren en cárceles del imperio nuestros Cinco Héroes y llamó a movilizar la solidaridad de todas las fuerzas para lograr su inmediata liberación.

Muchos de los participantes firmaron la carta al Fiscal General de Estados Unidos que días antes habían suscrito más de 100 parlamentarios y los principales dirigentes sindicales británicos, además del Premio Nobel Harold Pinter. Los secretarios generales del TUC y la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Brendan Barber y John Monks, llamaron a la Unión Europea a construir una nueva e independiente relación con nuestro país basada en el respeto a los principios de la libre autodeterminación y soberanía de las naciones.

Al mismo tiempo plantearon la necesidad de que el sindicalismo europeo se plantee como una prioridad la solidaridad con Cuba y los gobiernos latinoamericanos que, como los de Venezuela y Bolivia, representan una esperanza para todos los pueblos del mundo, incluyendo los europeos, quienes son también víctimas de las políticas neoliberales que hoy se aplican a escala universal. 

Varios de los oradores, entre ellos Miguel Ángel Martínez, eurodiputado español y militante activo de la Unión General de Trabajadores (UGT) de España, denunciaron igualmente el servilismo del Parlamento Europeo y su decisivo alineamiento con las políticas del imperio. Martínez demostró, con irrefutables argumentos, que la mayoría de los parlamentarios europeos están más interesados en atacar a Cuba que en buscar caminos de colaboración y comprensión entre los pueblos y gobiernos europeos y cubano. 

Esta Conferencia, que tuvo su sede en el City Hall de Londres (Alcaldía), tuvo entre sus oradores al alcalde de esta ciudad, Ken Livingston, quien, en emocionadas palabras, se refirió a la extraordinaria obra social de Cuba y su solidaridad con todos los pueblos oprimidos del mundo y defendió el derecho de Cuba y Venezuela a construir su propio destino sin la injerencia de nadie.

En este mismo sentido puso de ejemplo la colaboración de Cuba y Venezuela en el campo de la salud, la educación y el sector energético como un modelo de desarrollo para toda América Latina y el resto del mundo. Igualmente anunció que en noviembre próximo viajaría a Cuba, donde espera intercambiar con las autoridades de la Isla acerca de sus experiencias en el campo del ahorro y desarrollo energético. 

Los dirigentes de la Campaña de Solidaridad con Cuba en el Reino Unido agradecieron a los sindicatos británicos por su importante apoyo a la lucha del pueblo cubano y llamaron a los sindicatos europeos a reforzar su solidaridad con Cuba y América Latina y a realizar acciones frente a sus respectivos gobiernos y la Unión Europea para que den pasos concretos en la adopción de una agenda propia e independiente. Tomado de Trabajadores